Un médico argentino se va a los EEUU y como no puede ejercer legalmente su profesión, pone un negocio en el centro de New York y pone un letrero que dice: «Le curamos cualquier enfermedad por u$s 200, garantizado. Si no podemos, le damos a Ud u$s1.000».
Un abogado gringo ve la oportunidad de ganar u$s 1.000 y entra a la clínica.
El Abogado: «Perdí mi sentido del gusto»
El Médico argentino dice: «Enfermera, tráigame la medicina de la caja #22 y ponga 3 gotas en la lengua del Señor»
El Abogado: «Ugh! Esta mierda es Gasolina» ??
El Médico argentino «Felicidades, ha recuperado su gusto. Deme u$s 200»
El abogado se va molesto , y vuelve una semana después, determinado a recuperar su plata.
El Abogado: «Perdí la memoria, no puedo recordar nada»
El Médico argentino: «Enfermera, tráigame la medicina de la caja #22…»
El Abogado: «No joda, esa mierda es Gasolina, me lo distes la semana pasada!»
El Médico argentino: «Felicidades, ha recuperado su memoria. Deme u$s 200»
El abogado se va aún más molesto y vuelve una semana después, determinado a recuperar su plata.
El Abogado: «He perdido la calidad de mi visión, todo lo veo borroso, no puedo distinguir ningún detalle y los lentes no me ayudan»
El Médico argentino: «Mi viejo.. para eso no tenemos medicina, aquí tiene un billete de u$s 1.000»
El Abogado: «Tu si eres vivo argentino, esto es un billete de u$s 100»
El Médico argentino: «Felicidades, ha recuperado su visión. Deme u$s 200» !!!!
¡¡¡ No hay forma de cagar a un argentino !!!
salvo dejarlo votar, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *