En la cooperativa Creando Conciencia, los socios se preguntan qué hacer con los residuos para que se conviertan en una nueva materia prima para la industria de manera de no malgastar recursos ni generar basura.

Los residuos que pueden reciclarse son botellas, cartones de tetra brick, envasados de productos alimenticios, neumáticos de autos, juguetes, contenedores, bolsas, embalajes, film, láminas, tuberías, marcos de ventanas, revestimientos para pisos, cables, aislantes, tarjetas de crédito, cajas, tapones, productos de uso sanitario, piezas de auto, alfombras, componentes eléctricos, vasos de yogures y recubrimientos.

Con esta “basura” se pueden generar textiles para lonas y velas náuticas, cuerdas, hilos, bolsas de residuos e industriales, botellas detergentes, contenedores, tubos, film para uso agrícola, vallado, cajas múltiples para transporte de envases, sillas textiles, aislantes térmicos, cubos de basura y accesorios de oficina.

Además de la reutilización también están los beneficios al ambiente. Por ejemplo, al reciclar tapitas, se evita el uso de petróleo, ya que este plástico se utiliza para producir baldes, cajas de herramientas, broches, cajitas para DVD, espejos retrovisores y tazas para autos, entre otros. En tanto, si se recicla vidrio se necesita apenas el 25 por ciento de la energía necesaria para hacer vidrio nuevo. A su vez, reduce la contaminación del aire en un 20 por ciento y la del agua en 50 por ciento en comparación con lo necesario para una botella nueva.

Cada tonelada de papel reciclado equivale a no talar aproximadamente 20 árboles y a no usar 1500 litros de gasoil, 4000 kilo watts de energía y 25 mil litros de agua. Esos 20 árboles absorben un total de 110 kilos de dióxido de carbono por año. Por otra parte, reciclar una lata de aluminio ahorra un total de energía equivalente a tres horas de una televisión prendida. El aluminio tarda 500 años en biodegradarse.

Reciclar una botella de plástico ahorra la cantidad de energía necesaria para hacer funcionar una bombita de 60 watts por tres horas, y además se utiliza apenas la mitad de energía que se necesita para incinerarla.

Creando Conciencia recicló 600 toneladas de residuos en 2012 y lleva recicladas 330 este año, con un proyección de 800 toneladas. Estos son residuos que no van a la montaña de basura sino que vuelven al ciclo productivo y generan trabajo. En la cooperativa hay 40 trabajadores inscriptos en el monotributo que ganan entre 3000 y 3200 pesos.

Link de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *